/ Bienestar / SUEÑO

SUEÑO

María Fernández 21 febrero, 2020 - 6:41 pm en Bienestar, Cerebro, Mente, Sueños

EL VALOR DE LOS SUEÑOS

Los sueños aportan más información sobre nosotros de lo que los científicos creían hasta ahora. Reflejan las vivencias y los intereses personales, por lo que pueden ayudarnos a superar retos y a regular nuestras emociones.

Entre el mundo real y el mundo onírico

1 Durante mucho tiempo, la interpretación de los sueños se ha considerado un terreno no científico. Sin embargo, nuevos hallazgos demuestran que el contenido de los sueños depende de los intereses, las vivencias y las preocupaciones personales.

2 Al parecer, los sueños nos ayudan a afrontar ciertas situaciones, a gestionar mejor las emociones que nos desbordan y a atenuar la intensidad de los recuerdos.

3 Compartir los sueños con otras personas favorece el vínculo con los demás y la empatía. También puede ayudarnos a enfocar las cosas de otra manera.

Durante muchos años, la investigación ha analizado el sueño desde una perspectiva neurofisiológica. En otras palabras, su significado se dejaba en un segundo plano. Sin embargo, Naiman es uno de los pocos investigadores que buscan interpretar los sueños desde la psicología como un fenómeno en sí mismo. Considera que este estado insólito es y seguirá siendo una experiencia subjetiva con valor para la salud psíquica y física personal.

“Mientras dormimos, el cerebro procesa todas las informaciones posibles para almacenarlas en la memoria”, explica Blagrove. A veces se activan los sueños con ese objetivo. Sobre todo, si se requieren “todas las emociones y los recuerdos disponibles” para el procesamiento. El investigador considera que los sueños desempeñan una importante función para entrenar las situaciones sociales.

Al soñar se desencadenan importantes procesos neurobiológicos para la memoria, a través de los cuales, por ejemplo, almacenamos la información recién aprendida y la conectamos con conocimientos previos. Sin embargo, los científicos no están de acuerdo sobre si los sueños son necesarios para este proceso denominado consolidación de los contenidos de la memoria, o surgen solo como subproducto cuando nuestra memoria revisa las impresiones del día.

 “Soñar es saludable”, sostiene Naiman. Tanto para la mente como para el cuerpo. Un sueño suficiente podría intensificar la capacidad de resistencia de las personas, ya que puede proteger frente a los trastornos de estrés postraumático.

Los sueños, probablemente, nos ayuden a superar los retos, a gestionar mejor las emociones y a mitigar la intensidad de los recuerdos.

KLAUS WILHELM

(Biólogo y periodista científico)

PSICOLOGÍA MONTESOL

0 ENVIAR UN COMENTARIO
Evalúa este artículo

Envíenos un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.